Perro Pulgoso

A esa hora de la mañana, la calle era un desierto gris. El silencio inundaba el aire. De la arboleda caían ramas displicentes, cargadas de racimos de hojas verde amarillentas. A ambos lados las ventanas dormían y los autos mostraban su herrumbre de vidrios empañados.  Ni siquiera la brisa había despertado. Bajo un camión estacionado al final de la calle, había un … Sigue leyendo Perro Pulgoso